top of page
  • CES UAI

4 Razones Claves por las que Prototipar

Para crear, primero hay que fallar. Esa es la premisa sobre la que funciona el diseño de prototipos, y la razón principal por la que poner a prueba un producto o servicio se vuelve fundamental en el camino de su éxito. Acá les contamos por qué es tan importante prototipar. ¡A tomar nota!

Por: CES_UAI

Para quienes no estén familiarizados con esta importante etapa del Design Thinking, primero hay que entender que un prototipo es cualquier tipo de representación de un producto o servicio, desde el modelo de una cualidad hasta un ejemplar perfecto. Es un experimento, un proceso de descubrimiento que explora alternativas posibles.

Es en este camino de múltiples resultados –bueno, y muchas veces malos- en el que aparecerán las fortalezas y debilidades de lo que se pone a prueba. En términos simples, la vía tangible que develará qué tan real puede ser nuestra idea o boceto.

Lejos de ser una pérdida de tiempo, como muchos creen erróneamente, prototipar permite identificar fallas, poner a prueba supuestos y avanzar en las posibles mejoras de lo que no funciona correctamente. Es la etapa donde se puede aprender, cambiar y perfeccionar soluciones antes de invertir recursos en tecnología o cambios organizacionales. Un ahorro anticipado que todo emprendedor y empresa agradecerá.

“Cuando el proyecto es especialmente complejo, prototipar es una manera de progresar cuando los desafíos parecen inconmensurables”, Tom Kelley – Gerente General de IDEO

Acá 4 buenas razones para no saltarse esta etapa fundamental del Design Thinking:

  1. La riqueza de la exploración. Investigar y profundizar en nuevos caminos permite disminuir la incertidumbre en las etapas tempranas del proyecto, así como también sorprenderse con descubrimientos inesperados. Además, es una fase que servirá para inspirar nuevas ideas, de las que seguro más de una será exitosa.

  1. Mejora la comunicación. Trabajar en conjunto en el prototipeo permite comunicar e involucrar al resto del equipo con el producto/servicio/modelo de negocio. De esta forma se incita al dialogo, debate y a la solución de problemas de manera creativa y colectiva.

  1. Verificar resultados. A través de este proceso se pueden validar las variables críticas del producto o servicio. Llevar los bocetos a la realidad probablemente exigirá cambios y detalles que ajustar, lo que a su vez se traduce en ahorro de tiempo y dinero. En otras palabras: fallar barato.

  1. Convencer a tus clientes y usuarios. Los prototipos son una buena herramienta para vender una propuesta a los clientes, demostrando que no se trata solo de bocetos. Hacer visibles las ideas para presentarlas al resto, demostrará que el proyecto no son solo conceptos en el aire, sino que soluciones concretas.

Comments


bottom of page