top of page
  • CES UAI

La Realidad del Cambio de Paradigmas

Los patrones que guían el modo de hacer las cosas son un excelente arquetipo para resolver problemas, pero que sin embargo no son absolutos. Los límites que establecen también están hechos para ser modificados y acá enumeramos algunas verdades cruciales para cambiarlos.

Por: CES, UAI

  1. Apostar por la reinvención

El cambio invita a la reinvención y actualización, dos de los valores fundamentales al que deben apostar las empresas para mantener su vigencia. Cambiar un paradigma permitirá abrirse hacia nuevas posibilidades, mercados y clientes, y a desarrollar nuevos servicios, cada vez más eficientes y específicos. Despojarse de los límites, permitirá además crecer y mutar hacia un sistema organizacional que se ajuste a la demanda actual del rubro.

  1. La importancia de ampliar los conocimientos y puntos de vista

Para innovar es fundamental expandir los conocimientos y sumar nuevas perspectivas en torno al servicio ofrecido por la empresa. La evolución en el comportamiento de los mercados exige profundizar y modificar procesos, estrategias y políticas, volver a planear y adaptarse a los escenarios para responder satisfactoriamente a las necesidades de los clientes.

  1. Para cambiar una situación, debes cambiar tu mismo

Generalmente, para modificar una situación es fundamental cambiar personalmente, y para lograrlo debemos cambiar nuestras percepciones. ¿Cómo? A través de la observación… solo observando más allá de los límites establecidos podremos cambiar aquello que damos por hecho. Observar y sobre todo aprender se convierten en la base del camino hacia el cambio de mentalidad, y como consecuencia, de nuestros paradigmas.

  1. Los paradigmas evolucionan de la claridad al sentido

Los ‘nuevos’ paradigmas proponen una gestión integral del sentido, como alternativa a la gestión racional de la claridad. De esta manera se promueve la confianza y la construcción de interdependencias que desencadenan la acción interna. Algunas de sus consecuencias más valorables son la tolerancia a la incertidumbre y la capacidad de construir confianza.

Comentarios


bottom of page