top of page
  • CES UAI

El valor de una (buena) empresa de servicios

Si bien su función principal es -tal como lo adelanta su nombre- proporcionar servicios que cubran necesidades específicas, una buena empresa de servicios debe contar con características enriquecedoras que le den valor para los clientes, para el personal en contacto (PEC) y para la misma organización.

Por: CES, UAI

Hacerse cargo de la inquietud de otros. Ese es el catalizador de las empresas de servicios, el espíritu que las mueve a ofrecer elementos no tangibles que cubran problemas o necesidades específicas de sus clientes. Sobre esa filosofía se vuelve fundamental que dicha respuesta cuente con valores agregados que se adecuen a las expectativas de sus beneficiarios.

“Dormía y soñaba que la vida era alegría, desperté y vi que la vida era servicio. Serví y vi que la vida era alegría”, Rabindranath Tagore.

En este sentido es importante que a la hora de crear un servicio y todo el modelo de negocio de la empresa, este acto sea diseñado, realizado y evaluado con plena conciencia de quiénes serán sus beneficiarios, cuáles son sus necesidades y expectativas, y de qué modo perciben y valoran lo que reciben. Ese concepto de servicio es crucial para comunicar a los clientes y a los miembros de la organización el servicio que deben recibir y el que deben brindar.

Este ejercicio fundamental será el sustento que dará valor a la empresa y a su oferta, que conectará con las necesidades del cliente, y enganchará con lo positivo y funcional, así como también obviará lo negativo y disfuncional.

Por eso es importante recalcar que el servicio, como valor adicional a una simple tarea realizada para otros, emerge cuando el cliente naturalmente descubre o percibe que esa tarea ha sido “hecha para él”, que hubo una preocupación que pasó de lo general a lo específico, y donde él fue el centro de atención.

Esa conexión entre el servicio y el trabajo realizado por el personal con su presencia e inquietud es lo que genera el valor que buscamos, y que determinará la calidad de una empresa de servicios, y claro, la buena acogida de sus clientes.

Comments


bottom of page